Ángel de probeta. Parte II ( Las primeras alas )

Hace unos días escribí mi primera entrada de ÁNGEL DE PROBETA , el origen del camino hacia mi bebé. Aquí os dejo el enlace:

Ángel del probeta ( Origen )

Parte II LAS PRIMERAS ALAS

Decidí que quería ser mamá, como ya dije en la otra entrada, un mes de octubre, y ahí empezó el llamado “lo miro todo en internet”. Con mi edad, hace 5 años, no había tenido la oportunidad de vivir muchas conversaciones de intentos de embarazo, ni mucho menos conversaciones de problemas en los intentos o durante. No es un tema muy habitual hoy en día en chicas con mi edad de entonces. Tenía esa idea que te meten en la cabeza de lo intentas y te quedas; luego a los 9 meses tienes un bebé maravilloso y eres feliz para siempre. Y eso que el mayor ejemplo de todo lo contrario lo tenía en mi propia madre. Pero hasta que no te ocurre a ti no te pasa ni remotamente por la cabeza.
No tenía muchas amigas con hijos o con las que pudiese hablar del tema, así que fue todo un poco de “conocimientos generales”. Me puse a buscar en internet lo de la ovulación y poco más. Es lo que se podría llamar “primeros auxilios para las “quiero ser mamá””. Así que en noviembre fui a ello y en enero tuvimos el primer positivo. Fue al segundo mes. Hoy sé que fue muy rápido, pero el primer mes fallido lo hubiese escondido en el agujero más profundo de la tierra. Ahora digo, que absurdo, que tonta, que estúpida e ignorante. Me había dejado embriagar tanto por esa perfección que te mete a fuego la sociedad con el tema de la fertilidad perfecta, que fue un verdadero chasco.

Recuerdo un dolor en la espalda. En lo sucesivo, supe que estaba embarazada por ese dolor en el bajo lumbar. Pero en ese momento era una novedad. Todo era nuevo. Esa noche cuando llegó mi marido le dije de ir a la farmacia de guardia porque, aunque era pronto para hacerme el test ( apenas 2 días de retraso, creo recordar ) algo me “latía”. Luego te das cuenta que ese “algo me latía” es solo una excusa llamada ilusión. Y efectivamente, embarazada 1-2 semanas me decía el amigo ClearBlue. Los siguientes minutos fueron todo fotos del test y llamadas de teléfono. Era tarde y mi madre no sé a cuánta gente llamó. Con el paso del tiempo me doy cuenta de la dulzura de la ignorancia y la ilusión. Es triste cuando te das cuenta de cuanta gente desprecia ese momento porque no le da importancia. Piensan que es “demasiado pronto” para tu ilusión.

Parece que, hoy en día , hay que estar de 20 semanas para alegrarse e ilusionarse, para que te tomen como embarazada. Algo que choca con esa gran mentira de lo fácil y sencillo que es. Esos pensamientos contradictorios con los que te acribilla la sociedad son los que te sumen en el estrés que supone la lucha entre estar ilusionada y no creértelo demasiado por lo que pueda pasar. Pediría al mundo un poco de naturalidad, un poco de comprensión. Cuando una mujer desea ser madre y se acaba de enterar que está embarazada, dan igual las semanas. Cuando es la primera vez, no obtiene un positivo, obtiene alas, unas enormes alas para flotar. Alas que se vuelven quebradas en los sucesivos positivos después de intentos frustrados. Pero la primera vez te sientes el ser más poderoso del planeta. Sentimos que no hay nada mejor en el mundo que esa sensación. Que no hay espera más valiosa que la que estamos a punto de emprender. Respetad ese sentimiento, respetad ese momento. Participad de esa alegría si realmente queréis a esa persona. Si no, no merece la pena que digáis absolutamente nada, no tenéis ningún derecho a a hacer tambalear la ilusión de esa persona. Pueden pasar cosas sí, pero también pueden no pasar. El comentario que no sea para participar de esa alegría es siempre dañino, es hiriente, no hace ningún bien, se mire por donde se mire. Si le decís a una mujer que acaba de tener un positivo que puede perderlo, lo único que vais a conseguir es que no disfrute de esa ilusión, que el miedo le amargue la existencia, pues posiblemente es lo que más desea en el mundo. Así que, si ha tenido a bien compartir esa ilusión, respetad esa burbuja.

Mi burbuja se fue llenando de planes, de nombres e ideas precipitadas . Y no me arrepiento, porque pude tener mi primera gran ilusión a lo grande, porque no me dejé tocar por ningún gesto hiriente o por quién no le dio importancia por lo pronto que era. Fue corto, pues solo duró 3 semanas más, pero lo disfruté como se merecía.

Una mañana me desperté con un dolor de barriga. Recuerdo esa sensación de saberlo y no querer admitirlo recostada de lado en la cama hecha un ovillo. Era muy temprano y mi marido aún seguía dormido. Permanecí más de una hora en aquella postura, quieta y pensante. Parecía que el hecho de no levantarme a comprobar si sangraba iba a hacer que no ocurriese. Pero lo asumí, y efectivamente, cuando me levanté la sangre había calado más que el pijama, había calado toda mi esperanza. Sabía perfectamente lo que ocurría, pero me hice la ingenua. Me llegué a convencer de que podría ser normal y lo necesitaba para tranquilizar la cara de asombro de mi marido. Él se tuvo que ir a trabajar, y tuve que afrontar la llamada al ginecólogo sola. Recuerdo pensar entonces, que aquel hombre era el ser más insensible del planeta. Sus palabras de esta claro que es un aborto, te doy cita para dentro de unos días y mandarte unas gotas para que limpies todo, abofetearon toda mi existencia en ese momento.

Pasé toda la mañana sola, sin poder ponerme en contacto con mi marido hasta que terminase el entrenamiento y contarle las “malas nuevas” . Allí estaba recostada de lado en el sofá acariciando a mi perrito y pensando en el gran esfuerzo que había hecho mi madre por inventar un mundo mejor en mi cabeza y animarme durante la conversación telefónica en la cual le conté todo como si nada me afectase.
Y durante la mañana estar sola conmigo misma y con el calor de Sucre que parecía que sabía de todo mi dolor, me ayudó. Me fui haciendo a la idea y conseguí ser positiva. Llegué a sentirme fuerte, a mirar hacia delante y llenarme de ilusión por lo que podría volver a pasar. Y llegó mi marido hundido en dolor tras poder contárselo por teléfono y me tuve que hacer más fuerte. Tuve que convencerme del todo de que nada pasaba para hacérselo entender a él. Y en ese difícil momento, en el que yo le intentaba contagiar toda mi positividad, él, con todo su dolor, hizo la predicción de lo que serían nuestros siguientes años. Entre suspiros de tristeza me preguntó ¿y si esto nos ocurre siempre?. Se puede pensar que, en ese momento ,esa pregunta era como clavar un puñal en mi corazón, pero increíblemente resultó ser todo lo contrario. Fue como si me clavase una de esas rueditas para dar cuerda, pues en ese momento supe que yo tendría que coger los remos para llegar a la orilla, y el esfuerzo me mantuvo fuerte. Eso sí, él nunca dejó de darme cuerda…

 

image

 

Y él es Sucre, nuestro pequeño peludo. Cuántas lágrimas habrán secado tus pelajes. Cuántos momentos de dolor has calmado. Te queremos y nos alegra tu compañía. Hay seres que simplemente te dan, justo lo que necesitas.

continuará…

REAL AND PARADISE

LOVE

image

Ésta es una entrada sin duda PARADISE. ¡Me encantan las bodas! . Me gustan mucho, muchísimo, me apasionan. Esas parejitas felices haciendo cosas de tortolitos aunque lleven viviendo juntos más de diez años y se hayan visto en las situaciones menos atractivas. Es genial. Sin sarcasmos eh, simplemente me encantan esos momentos de felicidad. Soy como una voyeur del “tortolitismo”. No sé si es porque asisto a pocas o porque me encanta participar de esa felicidad. Recuerdo la mía muy muy feliz hace casi 5 años ya.

Este fin de semana tuve la oportunidad de asistir a una ( Felicidades Patri y Abraham!!). Fue especial porque tuve acompañante de lujo ¡¡MI BEBÉ!!.

image

 

Camisa GOCCO

Pantalón ZARA KIDS

Zapatos ZARA KIDS

Rebeca BOBOLÍ

Pajarita de Madera REGALO

Llevar bebés a las bodas nocturnas es complicado si no tienes ayuda y llevas cola y taconazos jejeje. Mi marido no pudo asistir y me tocó tirar de familia. Al final terminaron pasándoselo pipa corriendo detrás de él y dando momentos muy divertidos. GRACIAS POR QUERERLO ASÍ!!!

image

image

Yo me enamoré de un vestido de colecciones pasadas de bdba. Lo compré este verano en La Roca, Barcelona. Era simplemente lo que buscaba. Y la verdad es que me he enganchado a la firma. Echadle un vistazo, tiene vestidos de fiesta y ocasiones especiales, espectaculares y ropa fuera de lo común.

image

Vestido bdba

Pulsera Bimba&Lola (colección pasada)

Colgante y pendientes BVLGARI

image

www.bdba.com

El maquillaje, desde mi boda y siempre que tengo la oportunidad, lo confío a Ángel Márquez de BOBBI BROWN (CorteInglés Las Palmas, Mesa y López). Adoro su estilo y como aplica esos colores tan neutros y tonos tierra dorados que caracterizan la firma.

Maquillaje BOBBI BROWN por Ángel Márquez

Y solo me queda decir ¡VIVA LOS NOVIOS!

image

REAL AND PARADISE

Ángel de probeta ( origen ).

Ésta es una entrada REAL y no tan PARADISE. Tengo una enorme deuda con todos y todo lo que me ha llevado hasta mi ángel, hasta mi bebé. Tengo una deuda con todos aquellos que me han sostenido la mano sin saber ni cómo , con sus buenas intenciones; con mi marido y con mi mamá que ha revivido conmigo momentos que borró de su vida al conocerme. Y tengo una deuda con todas esas mamás y futuras mamás que han pasado y pasarán irremediablemente por lo que yo he pasado. Tengo la deuda de compartir mis experiencias en el tema de la fertilidad, porque cuando surgieron este tipo de problemas en mi vida me vi sin ninguna referencia con la que poder tranquilizarme o que me ayudase a verlo todo con más calma. Nadie habla de ello ni expone de manera clara que los miedos a los que te enfrentas son normales; que los casos como el tuyo no son tan extraños. A las mujeres que pasamos por ello, lo que nos ayuda es saber que otras han pasado por lo mismo; que sus angustias son compartidas y que el mundo tiene muchas posibilidades esperando para ellas. Espero que mis experiencias ayuden de alguna manera a sobrellevarlo mejor, que disipen dudas y sobre todo os den fuerzas para afrontar esta maravillosa aventura que para algunas tiene un camino un tanto más sinuoso.

Cuando decidí ser mamá, me vino así, de repente, como un deseo sin razón, lo supe sin más. Mi marido me pidió matrimonio un 7 de Septiembre de 2010 en un lugar precioso. En la fortaleza de O Castro con la preciosa ría de Vigo al atardecer como paisaje, se arrodilló para que yo le dijese que sí.

El día que nos casamos hacía dos años que nos conocíamos y desde el principio el quería que me quedase embarazada. Si es por él, voy embarazada a nuestra boda. Yo la verdad era algo que quería retrasar. Tenía en mente viajar, los estudios, vivir esa nueva vida en Vigo fuera de mi hogar, donde acabábamos de llegar… Y él, aunque insistió, lo comprendió y lo terminó aceptando. Pero una noche de Octubre de 2011, a los pocos meses de habernos casado, me llegó un deseo y una ilusión que no puedo explicar. Supe que quería ser mamá.

Cuando lo tienes claro y lo deseas, lo quieres así ya, sin más, rápido. Piensas en los nueve meses y lo aceptas porque sabes que es un trámite que te lleva a lo que deseas, pero cuando lo buscas, lo quieres YA.  Lo cierto es que no eres consciente de lo realmente difícil que se puede llegar a poner. No era consciente de lo tremendamente complicado que se me iba a poner. No ves venir el pulso que te va a echar la vida y de las situaciones tan complicadas emocionalmente en la que te puedes encontrar sola y pérdida. Aunque estés rodeada y totalmente apoyada y arropada, te sientes sola, nadie puede comprender tu situación, solo quién ha pasado por ella. Creedme que si lo sabéis ver, como lo que simplemente es, os convertiréis un un ser tremendamente fuerte y feliz. Eso sí, el camino es tremendamente duro, desesperante y a veces desgarrador, pero al final, la meta es exquisitamente perfecta.

Todas conocemos chicas que se quedan a la primera, sin querer y queriendo. Conocemos las historias de esas mujeres suertudas que tienen embarazos maravillosos como los de las revistas, sin nada que lamentar y bla bla bla. Y a medida que te introduces en el mundillo de “quiero ser mamá” te vas dando cuenta que la parte dura nadie la cuenta. Hay como un submundo secreto de intentos fallidos y complicaciones que nadie es capaz de sacar a la luz. Quizás sea por la estúpida razón de sentirte culpable por algo que no controlas en ninguna medida, y de lo que desde luego nada ni nadie tiene culpa. Es como asumir una derrota públicamente,  y aunque no sea una derrota y la sintamos así, ¿qué tiene de malo asumir una derrota?. Asumir un éxito no tiene mérito, pero ¿una derrota?. Asumirla es el primer triunfo.

A mí personalmente me horrorizaba la cara de agobio, dramatismo y compasión que me ponía la gente cuando se enteraban de que algo iba mal con mi embarazo. Creo que el dolor de asumir como se escapa un sueño era capaz de sobrellevarlo como podía, pero enfrentarme al mundo, sin duda era lo peor. Somos seres sociales por naturaleza dijo Aristóteles, y en ese momento desearías no serlo en absoluto, de hecho te vuelves más pro al mito de la caverna, porque desearías encerrarte en una para siempre, y no quieres que nadie te vea ni interactúe de ninguna manera contigo. Aún así eres más social  que nunca porque te vuelves tremendamente sensible a los comentarios de los demás. Lo que no sé es quién no ha dicho aún, que muchas personas son tremendamente insensibles por naturaleza, pero en fin, la mayoría simplemente comenta porque no tiene ni idea que decir ante estas situaciones y de eso tiene la culpa el que hayamos convertido los abortos y demás, en un Tabú de un tamaño desproporcionado. Toda la “anormalidad” que se le da al tema de los problemas de fertilidad, es lo que hace que el sufrimiento sea, si cabe, más desmedido.

No sé por qué extraña razón, pero a lo largo de todas mis experiencias me he topado con mil comentarios tipo, “no digas nada hasta los 3 meses” , “hasta que no sea seguro no lo digas”, “no compres nada aún a ver si va a pasar algo”,” a fulanita le pasó lo mismo pero nadie sabe” y sí, sólo cuando te pasa a ti, obtienes como un pase VIP que te da acceso al club de historias de embarazos e intentos de embarazos frustrados. Te comienzas a dar cuenta que eso de que vaya todo a la primera, así sin más, sin ningún tipo de problemas, no es lo más común del mundo y que muchísimas mujeres han pasado por tu situación cada día y vuelves a respirar,  vuelves a sentirte humana.

 

Continuará…

 

image

Vistas desde la Fortaleza O Castro, Vigo.

 

REAL AND PARADISE

Be Hipster and come to my Birthday!!

Esta es sin duda una entrada PARADISE y me hace especial ilusión compartir el primer cumpleaños de nuestro bebé Jon. Mi primer cumpleaños fue todo un acontecimiento para mis padres y dieron un fiestón con toda la familia y amigos, y aunque no tengo ningún recuerdo de él, evidentemente, veo las fotos y los vídeos y se lo agradezco intensamente.

Siempre supe que quería un primer cumpleaños “muy especial” para mi hijo. Mucha gente me decía que no me lo tomase tan en serio que no se iba a acordar, pero desde luego se equivocan porque yo lo tengo como los recuerdos más bonitos de mi vida, aunque sea por fotos.

Pasé años soñando y organizándolo mentalmente y cuando se acercaba por fin la fecha no tenía nada en orden en mi cabeza. No sabía ni lo que quería ni por dónde empezar. Pero al final he de reconocer que fue PERFECTO.

Decidí hacer un cumpleaños temático y que los invitados se involucrasen en él. Agradezco enormemente el interés y el cariño que le pusieron todos los asistentes viniendo vestidos como “hipster” de toda la vida. Lo pasamos muy bien y  nos hicieron muy felices.

Hice las invitaciones y la decoración personalmente. A medida que iba cogiendo ideas me iba formando todo un escenario que iba dando forma a lo que para mí sería “el cumpleaños más especial de mi vida”. Lo cierto es que esos días me volví especialmente loca, exigente y perfeccionista. Casi nadie me podía ayudar porque todo lo quería hacer tal y como estaba en mi cabeza.

image*Invitación y sobre hecho en casa.

Creo que es, especialmente importante, tener claro unos colores para la fiesta y que sea cromáticamente armónica. Yo elegí colores muy neutros, tonos crema y marrones. Y por supuesto, la temática muy muy Hipster.

image*Mesa principal

Hay que tener en cuenta que, aunque vayan adultos, es una fiesta para niños y todo debería estar a su mano y estar orientado a sus gustos. Desde luego fue todo un placer ver cómo se manchaban las bocas de chocolate y sus manos estaban llenas de ganchitos, galletas y chuches mientras se reían con el mago.

 

El diseño de la tarta lo elegí de diseños que encontré por internet y todo lo demás lo intenté ajustar a la temática.

 

Ya hace poco más de 3 meses de la fiesta y solo puedo decir que celebrar su primer cumpleaños fue de los momentos más inolvidables de mi vida.

image

 

REAL AND PARADISE

Mi primera pisada

¡Hola!

Mi nombre es Elena y ésta es mi primera toma de contacto con el mundo Blogger. Quiero mostrar mis inquietudes y parte de mi paraíso real, el que me llena y me hace feliz. Intento no separar nunca mi vida de la realidad ( los paraísos también tienen espacio para vientos y tempestades) .

Intento vivir cada día como un regalo, disfrutar de lo más simple aunque a veces termine buscando lo más complejo. Soy pura contradicción y un mar de dudas.

Adoro mi familia. Nuestro bebé nos completa. Cuando llevas deseando algo tanto tiempo y el devenir caprichoso de la vida, te lo ofrece “cuándo y cómo” ella quiere, te aferras a ello con una intensidad que luego agradeces. Suelo pensar que al final, todo ocurre por algo. Aunque parezca un simple consuelo , sin duda, me hace estar en paz y disfrutar de lo que viene como un regalo.

Lo que sí puedo asegurar, después de vivir en muchos lugares es que: “el paraíso tiene más de con quién, que de dónde”.

image

Primer cumpleaños

REAL PARADISE