Es la Calma II

Para leer Es la Calma I (primera parte) click aquí

SIGUE SIENDO LA CALMA. (La que inquieta).

Hay bocas que miran mejor que mil ojos y ojos que hablan mas de mil palabras. 

Hay labios en bocas que quedaron atascados y perdieron las palabras que necesitaban para quedarse en mi cama.

Hay lunas que se metieron en mi cama desvalijada para revolver mis sábanas y atrapar mis sueños entre las caderas inquietas de la madrugada.

Hay madrugadas atrapadas en sueños y sueño en lugares en los que recuerdo los recuerdos para no volverlos a soñar.

Y recuerdo montañas que debí escalar ; ¡qué puta adictiva es la pena; siempre fui de mar!.

Hay mares llenos de (h)olas ; llenos de adiós . ¡¿Ay Dios , en qué  momento sucedió?! . ¿En qué momento dejé de ser yo para ser la que soy hoy? .

Hoy soy las bocas que me miraron y los ojos que me besaron . Soy las lunas que metí en mi cama para resolver mis sueños y revolvieron las sábanas. 

Soy la sombra de los recuerdos que guardé con luz para mantenerlos.

Y soy las montañas que no escalé y las catástrofes llenas de pena que abandoné.

Soy la pena que nunca se agota de mirar al mar color nomeolvides;inmenso;potente; envolvente de la calma que me recuerda que no es la tormenta la que inquieta.

“Creyendo crear que creo alguna creación de mis recreaciones, creí que creaba” …

Gracias a las tormentas por no dejarnos a la deriva de la calma, por no dejarme nunca morir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s